RADOMIR BATURAN (Piva, SERBIA / Toronto, CANADÁ)

Radomir Baturan

Radomir Baturan

Radomir Baturan nació en Piva, Babici, Serbia, en 1948, actualmente vive en Toronto, Canadá. Terminó la escuela primaria en Niksic y en una escuela normal en Sarajevo, ciudad donde también se graduó en la Facultad de Filosofía. Con un estudio de Grado de las novelas de Borislav Pekić, se doctoró en la Universidad de Belgrado. Es Miembro de la Asociación de Escritores de Serbia y la República de Serbia. También fue miembro del PEN Canadá. Ha dictado conferencias y ha publicado en las principales revistas de Serbia y Yugoslavia. Antes de ir a Canadá vivió en Krusevac, ahora vive en Toronto y se dedica a la obra científica, literaria y educativa. Es editor de la revista de literatura y cultura de las personas que hablan en el idioma serbio en Toronto. Su lengua materna es el serbio, y habla y escribe Inglés. También el ruso y el francés. Ha publicado: “Los escritores más jóvenes de las ciudades gemelas”, La juventud literaria, Krusevac, en 1978; “KOK primer libro de poesía y prosa de escritores jóvenes”, La juventud literaria, Krusevac, 1979; “Ninguna esperanza”, Bagdala, Krusevac, 1987; “Pitomuša”, Giro, Krusevac, 1987; “Romani Borislav”, Universidad palabra, Niksic, 1989; “La revelación: Garde”, Libro Científico, Belgrado, 1993; “Jovan Ducic, la Verdad”, el Instituto de Literatura y Arte y la Ciencia libro, Belgrado, 1995 y 1996; “Zivko Jevtic, conciencia de sí mismo y la existencia de la intimidad”, Biblioteca Narodan, Krusevac y la Biblioteca Nacional de Jagodina, 1996; “Milorad Miketić, morder la mano”, NEA Publishing, Toronto, 2000; “Garde poeta”, NEA Publishing, Toronto, 2000 (en Inglés); “Hablando en Skenderaj”, Asociación de Escritores de Serbia, Belgrado, 2005; “De Rastka a Rastka”. Antología de la poesía metafísica de Serbia, estudio gráfico Dereta y NEA Publishing, Toronto, 2006; “Su Mihailovic, corifeos / Vasa Mihailovich, corifeos”, Escuela Raska, Belgrado, 2008 (en serbio y en Inglés); “Damarice”, Prometeo, Novi Sad, 2014; “Curador Mezezija”, novela, Catena Mundi, Belgrado, 2015.

Traducción del inglés por Ricardo Rubio

Morava y Mattawa*

En las orillas del Morava y del Mattawa
mi corazón late
Morava con su ritmo familiar
Mattawa con un extraño pulso de tristeza

Al río Morava, lo alimenta el Nilo
El agua congelada del Mattawa y la tierra
son dos serpientes en dos continentes
pero también son trépanos que cavan hondo

El cavado no halla el fin
hasta una erupción en la sangre
Una vez fue mi sangre nativa
la otra es solo un grito

En las orillas del Morava y Mattawa
la voz de una madre llama en vano
“Rade, mi hijo, no me olvides”
mientras un soldado extranjero azota con un látigo

Mi corazón se acelera ante el río Drina
desde su origen hasta el último aliento en el puente de piedra
bajo una luna creciente sobre el valle del Morava
y en el río Mattawa puenteado por el hielo

Ante los ríos Morava y Mattawa
mi corazón todavía se llena de emoción
pero a latidos lentos
porque el dolor de un emigrado nunca cesa

Oh, río Morava plantado por el Nilo
Oh, Mattawa, agua marcada por el hielo
Sobreviví y crucé todos los puentes
pero no encontré la paz en medio de los dos

Acacias o Mujeres

Amanece
el día pela la noche
y brota la mañana
en los extremos
de armenios y serbios

Contemplo un pastel
como si fuera el metafísico Rajkovic
donde se dibujan las acacias de Bagdala
doy un paseo
de barranco a barranco
trepo la colina

Glints of acacias
Glints of slender women
In white dresses
Across glades

Destellos de acacias
destellos de mujeres esbeltas
en vestidos blancos
a través de los claros

Parecen seguros de caer
cuando mi vista se ajusta
y se desvanecen

Acacias o mujeres

Mordisquear

En la pasión mordiente
de cuerpos o conciencia
dudo
intento
morder mi palma

Pero echo de menos
ese lugar de la mano
he mordido y arrancado el anillo
con un poco de piel
y me rompí un diente

No sé
qué duele más
si el diente o el dedo
o la conciencia
La fidelidad punzante
de la mordida primordial

Alma

Esa
que nos tienta
A menudo perjudica
a veces agrada
la llaman alma

Tormentosa
como mares
Sensible
como colinas
Rota
como lanzas
Exuberante
como mariposas

Alma
un campo perfumado
una herida sangrienta
una brisa agradable
una tempestad que rabia
una canción y un grito

Esa
la que nos lleva
es un alma
en un hombre

Marcas

Buscando
huellas que revelen
bestias
en la nieve profunda

Buscando gente
en ojos centelleantes
Una sombra
profunda
en un thriller
cebos
que se funden
o sangran
en el alma hipnotizada
joven
y caliente
para inflamar
o quemar

Buscando huellas
Muchas
van hacia la cueva
pero ninguna vuelve

Hojas de vida
huellas
que conducen
a un hombre

 

*Mattawa significa “Encuentro de aguas” en Ojibwa.

 

Anuncios