Omar CAO (Buenos Aires, ARGENTINA)

CANCIÓN

Nos movemos, sombras
relativamente cercanas,
confundiéndonos a veces
al rozarnos las zonas más claras
pero los núcleos densos
donde se agita
la parte esplendorosa de la negrura
esos siguen aislados
gimiendo, gimiendo,
gimiendo…
de “Antología poética Universal” (1978)

Dicen que la frialdad
es atributo de la muerte
y de su cercanía;
las hondas preocupaciones quedan
quebrándote la piel.
dicen que el calor y la vida
se confunden.
descubrí tres hebras blancas en mi espejo
favorito
dicen que si se canta se olvida
recogiste una flor
dicen y dicen
y en cambio tu silencio.
de “Palos de ciego” (1996)

DEL DOLOR

Donde duelen los bastos
en la nuca
me duelen las palabras como estrellas
cuando el sueño no llega.
Eso queda de mí; te lo regalo
alguna vez agregaré mi miedo
cierto
mi deseperación,
si celebramos un día
un acontecimiento te mandaré
—pudiera—
el corazón clavado en un cuchillo.

DEFINO LOS ABERTALES

                                                       a Ricardo Rubio

                Inventemos lo maravilloso,
                lo poético, la acción concertada,
               de lo utilitario hay demasiados
               ocupándose.

Abertales siniestros mis cigarrillos negros.
Abertales los ojos recamados de asombro,
recamados abertales los labios que no oso,
la distancia a recorrer que no permito,
el pozo profundo de los poemas
el negro luto de las uñas
la clara tos de la mañana
el deseo del deseo
las mañas mínimas
los gritos en la
noche la sed de
los centauros
la fe
la o
yo
peleador astuto, limpio de uñas y dientes
defino los abertales como sus talones desnudos
picando de viruela la cara de la tierra
interminablemente.

Omar Cao

OMAR CAO nació en Buenos Aires en 1948. Es poeta, narrador, dramaturgo y ensayista. Publicó en poesía “Uno de dos” (1974) junto a Hugo Enrique Salerno; “Emigrado de la luna y otros asuntos” (1976), Ediciones El Lagrimal Trifurca, en Rosario; “Antología poética universal”, poemas suyos que fingen una recopilación realizada en el año 8100, (1998); el cuaderno “Sólo los elefantes…”, largo poema editado por Pedro Luna e ilustrado por Graciela Favot (1986); “Palos de ciego y otras yerbas”, ediciones Del Doque (1996); “El Fantasma de Oriana”, Ed. Cruz de Mayo (2005); y “Cantos del Sur”, Ed. Conurbano/poesía, Col. La lira (2004).

Su obra ha sido recogida por varias antologías destacándose la “Antología de la poesía argentina” (1979), realizada por Raúl Gustavo Aguirre, “Esquina sin ochava” (2000) y “Poesía hacia el nuevo milenio” Tomo IV, selección y nota preliminar de Ricardo Rubio, editado por La Luna Que en 2001. Su obra se difunde en publicaciones nacionales e internacionales del género. Fue, junto a Hugo Enrique Salerno, co-fundador del grupo literario “La Luna Que Se Cortó Con La Botella”, antecedente de la actual “La Luna Que”.

Anuncios