ANA EMILIA LAHITTE (La Plata, ARGENTINA)

Ana Emilia Lahitte

Ana Emilia Lahitte

Ana Emilia Lahitte nació en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, el 19 de diciembre de 1921, falleció el 10 de julio de 2013 en la misma ciudad. Fue poeta, además de narradora, dramaturga, ensayista y periodista.

Como poeta publicó, entre otros libros: Sueño sin eco (1947), El muro de cristal (1952), La noche y otros poemas (1959), Madero y transparencia (1962), Al sur de marzo (1969), Los abismos (1979), Los dioses oscuros (1980), El tiempo, ese desierto demasiado extendido (1993), Summa de poemas, 1947-1997 (antología, 2001), Insurrecciones (2000), Los abismos, El cuerpo, Cielos y otros tiempos, Sueños sin ecos, Los dioses oscuros, El padre muere (2006), Gironsiglos (2006).

Entre sus ensayos y compilaciones poéticas figuran: Veinte poetas platenses contemporáneos (1962), María de Villarino (1966), Roberto Themis Speroni (1975),
Cinco poetas capitales (Ballina, Castillo, Mux, Oteriño y Preler, 1995).

Obtuvo, asimismo, numerosas distinciones, algunas de las cuales son: Pluma de Plata del PEN Club Internacional, Centro Argentino (1980), Puma de Oro de la Fundación Argentina para la Poesía (1982 y 2001), Primer Premio Nacional de Poesía, Región Buenos Aires (1983), Premio Konex (1994), Premio de Poesía “Esteban Etcheverría”, de Gente de Letras (1999).

Su obra fue recogida en varias antologías y traducida al inglés, francés, alemán, italiano catalán y portugués.

En 2001, la Municipalidad de La Plata la designó Ciudadana Ilustre.

 

DESIERTOS

Los hombres azules
frontera de las altas dunas.

No hablan de la sed
con quien la desconoce.

Como alimento
intercambian silencios de arena.

Parecen separarnos horizontes
eternos.

Ignoran
que con ellos convive otra sed.
Exhausta
Sin oasis.

La de nuestros desiertos.

EL SUETER DE FEDORIO

En los bordes raídos del suéter
de Fedorio
se arremansa la vida y sus historias.

Jamás
me atrevería a proponerle restañar
esos hilos desgastados
reavivar los colores
las zonas percudidas como un abecedario
para ciegos.

Quitárselo
sería desollarlo.

El suéter de Fedorio
es una hogaza
un libro de bitácora un sol un campanario
alguna melodía que se canta
sin que nadie la escuche.
Su intemperie
anuda cuanto ha sido algo más
que un adiós
menos que un llanto
algo que sólo cabe en el hueco secreto
de la mano.

Si otra piel respira
debajo de mandala de su suéter gastado
será sólo un sudario
que busca convertirse en el revés cereal
de esa coraza
hilada por los pájaros.

INVENTARIO

Hay
seres fulgurantes
como la sed de las cenizas
metáforas humanas
que seducen
y desconciertan
como la sonrisa de los ciegos.

Hay
seres tan de nadie
que sólo se asoman desde el fondo
de los espejos.

Hay
noches tan domésticas
que se echan a dormir hasta el amanecer.

Hay
criaturas breves tan sumisas
que no se han suicidado ni siquiera una vez.

Hay
pecados mortales
aún no absueltos por falta de imaginación.

Hay
quienes fingen existir
quienes desean
quienes no saben existir
quienes se niegan a existir
quienes merecerían existir
y
quienes jamás existirán
aunque insistan.

LIBERACIÓN

Las manos.
Sometida extremadura
de la avidez y de la servidumbre.

Si pudiera
las dejaría partir
desarraigadas
sabiamente inexpertas
como el tacto feliz de los amantes
buscándose en la oscuridad

LOS CHICOS DE LA CALLE

Oh, niños asesinos, oh salvajes antorchas.
Cortázar

Ragazzi di vita
los llamó Pasolini
con su piedad adversa
desollada.

Y nos los deja así
sin otra identidad que la mugre
y la llaga.

Debajo
del abrigo de su costra de escaras
-cristos breves-
los chicos de la calle
no saben todavía que su sombra atrapada
crece
para la historia de la infamia.*

El dolor
nunca es niño.
Y en ellos ni siquiera es dolor.

Es una humillación
de la esperanza.

 

Cetrería

Liebre, venado, faisán

No me atrae la caza,
ni me gusta alinear la carne roja
en bandejas de plata.

Pero el halcón acaba de traerme tus ojos

Amo la cetrería

Mañana
ha de traerme tu mirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s