ALBERTO LUIS PONZO (Buenos Aires, ARGENTINA)

Alberto Luis Ponzo

Alberto Luis Ponzo

Alberto Luis Ponzo (Buenos Aires, 1916), ha publicado una cincuentena de libros de poemas, ensayos, críticas y biografías de autores argentinos y latinoamericanos. Su obra -difundida en revistas y antologías de diversos países- se ha complementado con reflexiones dedicadas a poetas, comentarios de libros y ediciones artesanales de revistas: Vigilia, codirigida con Fulvio Milano (1962-65); Encuentro (1966-77); Empresa Poética, codirigida con Simón Kargieman y Luis Iadarola (1984-88); Hojas del Caminador, con Alba Correa Escandell (1981-2005), entre otras. Colaboró con poemas, entrevistas y  trabajos acerca de las tendencias literarias del siglo XX en publicaciones de España, EEUU, México, Venezuela, Puerto Rico, Nicaragua, etc.
El Fondo Nacional de las Artes, la Fundación Argentina para la Poesía, SADE Central y SADE Seccional Oeste, otorgaron reconocimiento a su extensa actividad literaria, que continúa hasta la fecha.

 

LA CASA

Desde el primer relieve
de alguna voz
marco el silencio

titubeos en el papel
que dibujaba de niño
llenando hojas de inocencia

después perdí las palabras
que recupero al pensar

hallé un lugar seguro
donde se olvida el dolor

este lugar
como hebra de luz
en tu recuerdo

….

Abrir imposibles
recoger el gesto
que arroja el amanecer
sobre la espera

imposible es creer
llegar es posible
a lo que se ignora

estar sostenido
sobre el suave murmullo
de lo secreto
que nunca calla
en lo universal

….

Mira la soledad
un contorno de olvidos

soledad de Ella
en páginas que faltan

llegan
calladamente pasos
dando vida
en la soledad


El paisaje
entra por la puerta del cielo
apoderándose de árboles
en una costa apaciguada

ramas y flores
hablan con el aire

arranco palabras
de su propia identidad

….

Límites grises
donde se quiebran los deseos

nombres adosados
a una puerta
que abrimos al hablar
buscando la salida

nos movemos
en el único sitio
que da vida y descubre
lo inexistente

….

Lo bello se ocultaba
concentrado
en un temblor de hondura

amores
en desnuda
ingenuidad

brillo de cabeza y brazos
muda quietud en el pecho
y detenido andar

lo bello en el nombrar
que encontraba la boca

….

Ella acumulaba lejanías
en una franja oculta

sus manos eran dueñas
de una belleza elemental

manos como rutas
entre los seres

labios
en el corazón

amores
para pertenecer al mundo

….

Se hace el silencio
en un día sin llaves
ni puertas
en el pensamiento

bajas cortinas en palabras
canillas mudas
caídos labios en meditaciones

distancias que reposan
desprendidas del anochecer

la mañana al llegar
es un brazo hacia todos

en un día
que renueva el idioma
de la naturaleza

….

El plano de la casa
señala líneas y espacios
que cubrieron las piedras
y los fósiles

hay rincones plenos
de alimentos y ropas
deseosos de encontrarnos

un campo pacífico
alarga la memoria

….

Florece la lejanía
sobre siglos de arena

entra por las ventanas
con árboles y pájaros

la casa
completa el universo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s